Cómo afectan a nuestra web

Los derechos de autor son “un conjunto de normas jurídicas y principios que afirman los derechos morales y patrimoniales que la ley concede a los autores por el hecho de la creación de una obra literaria, artística, musical, científica o didáctica, esté publicada o inédita.” Se emplean para describir la propiedad sobre sus creaciones. Se reconocen en la Declaración Universal de los Derechos Humanos como uno de los derechos fundamentales. En el derecho anglosajón, el concepto de copyright (derecho de copia) comprende la parte patrimonial de los derechos de autor.

Todos los días se cometen infracciones a los derechos de autor en Internet ya que, la mayor parte de los usuarios comparten contenido propio y/o ajeno en la red. Muchos de los consumidores no conocen sus derechos como autores ni sus obligaciones como usuarios. Por ello, se pierden oportunidades y otros muchos se meten en problemas.

copyright

Propiedad intelectual vs la propiedad industrial

La propiedad intelectual se relaciona con las creaciones de la mente y se pueden dividir en dos categorías, los derechos de autor, que protegen las obras literarias y artísticas y los derechos de propiedad industrial, que engloban marcas, patentes y diseños industriales, entre otras. Distinguir entre ellas depende de cada legislación. Las obras literarias, artísticas, las imágenes y las fotografías se reconocen como propiedad intelectual. Por ello, los contenidos web son obras consideradas propiedad intelectual y dan lugar a los derechos de autor. 

Los derechos de autor son aquellos que tienen los creadores sobre sus obras por el simple hecho de crear algo eres el titular de esos derechos la ley te protege sin necesidad de registrar tu obra ni hacer ningún trámite para disfrutar de ellos. 

Todos los días se cometen de infracciones a los derechos de autor en Internet ya que, la mayor parte de los usuarios comparten contenido propio y/o ajeno en la red. La mayor parte de los consumidores no conocen sus derechos como autores ni sus obligaciones como usuarios. Por ello, se pierden oportunidades y tienen conflictos.

Derechos patrimoniales

Permiten al autor de la obra obtener beneficios económicos cuando otros la utilicen. Su vigencia suele durar de media toda la vida del autor más unos 70 años aunque varía según los países y diferentes legislaciones.

Derechos de autor

Derechos morales

Protegen los intereses no financieros del autor y se pueden estudiar desde cuatro aspectos:

  • El autor de una obra puede decidir si se puede divulgar y de qué forma.
  • Podrá definir si quiere que se le mencione, si deben utilizar un seudónimo o si prefiere permanecer anónimo cuando su obra se divulgue.
  • Tiene derecho a exigir el reconocimiento de su autoría.
  • Tiene derecho a exigir que se respete la totalidad de la obra e impedir cualquier modificación o alteración de la misma cuando vaya en contra de sus intereses.

Cómo proteger tus contenidos en Internet

Registro de la Propiedad Intelectual

Se puede presentar una solicitud ante el “Registro de la Propiedad Intelectual” o el organismo oficial de tu país y pagar la tasa. No es necesario registrar una obra para protegerla ya que, la obra es de su propiedad sólo con el hecho de crearla. La inscripción en el Registro de la Propiedad Intelectual es voluntaria pero es conveniente indicar la reserva de derechos y el símbolo © y, en el caso de una obra o prestación o, si se trata de fonogramas, el símbolo es ®.

La inscripción del Registro ofrece como ventajas, que conceden una prueba de que los derechos existen y que pertenecen a su titular y da publicidad a dichos derechos inscritos.

Conclusión

Desde que existe Internet tenemos más recursos que nunca.

La difusión universal y gratuita del conocimiento es un gran avance… siempre y cuando se utilice bien. 

Disfruta de tus derechos como autor y recuerda tus obligaciones como usuario.

Sabemos cómo proteger tus contenidos en Internet. Podemos ayudarte.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.